Yo te veo, tú me ves. Construyendo la imagen de... nosotros

Taller experiencial de creación con niños y niñas inmigrantes en la escuela pública

Congreso internacional de intervención psicosocial, arte social y arteterapia. Murcia 2012

 

Resumen del proyecto:

Este proyecto de mediación artística aborda el trabajo con niñas y niños inmigrantes, dentro del marco de la escuela pública, para facilitarles el proceso de adaptación mediante medios de expresión no verbales y el fomento de la creatividad y el juego. Para ello diseñamos unos talleres de expresión, de los cuales pudimos llevar a cabo dos ediciones, gracias a subvenciones del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB). La primera tuvo lugar en el año 2008, en la Fundación Social del Raval. La segunda edición, cuyo taller presentamos aquí, se realizó en el año 2009, de Octubre a Diciembre, en la Escola CEIP Mediterrània, de Barcelona. Los niños participantes tenían entre 7 y 10 años y formaban parte de una clase especial de inmersión lingüística, “Aula d’Acollida per a alumnat nouvingut” (aula de acogida para alumnos recién llegados), asistieron acompañados de la maestra tutora. Las sesiones, un total de ocho, se realizaron dentro del horario escolar, a razón de 2h semanales, en el marco del Centre Cívic de la Barceloneta.

El proyecto partía de la idea de proporcionar un espacio de expresión a través de las artes plásticas, del movimiento, la danza, y de los medios audiovisuales, para que los niños puedan compartir el imaginario sobre el lugar de origen, sobre su cultura y los elementos identitarios que la constituyen. Nos centramos sobre todo en el aspecto emocional y expresivo, para dar cabida a los asuntos interiores que resultan de elaboración difícil en el contexto escolar. También, mediante el desarrollo y cultivo de la empatía, se pudieron trabajar los valores de las culturas implicadas y la cultura del país de acogida.

El diseño del taller se despliega a partir de un trabajo híbrido y transversal entre Mediación Artística, la Arteterapia y la Danza Movimiento Terapia (DMT).  Utilizamos herramientas de creación audiovisual, de movimiento, danza y de plástica, entrelazadas por el trasfondo metodológico de la Arteterapia y Danza Movimiento Terapia, que nos permiten proporcionar un espacio donde sea posible elaborar y contener las emociones y ansiedades del proceso de adopción de los niños, en su fase de acogida.

Las conductoras del proyecto han sido tres mujeres: Magdalena Duran (arteterapeuta y profesora de arte, artista visual y terapeuta Gestáltica), Francesca Llopìs (artista visual y realizadora de video) y Diana Machado (Terapeuta en Danza Movimiento Terapia, docente, bailarina, coreógrafa y terapeuta Gestáltica). Integramos también la presencia de la maestra tutora de los niños, Catalina Cotado, que nos cedía sus horas lectivas para los talleres.

 

Palabras clave: Arteterapia, Danza Movimiento Terapia, Mediación Artística, Educación, Niños, Inmigrantes, Identidad, Interculturalidad, Video.

 

Base conceptual del proyecto

 

Partimos de una investigación de carácter pluridisciplinar y transversal, que incluía diferentes ámbitos, como son el arte contemporáneo, la Arteterapia y Danza Movimiento Terapia, la psicología, la educación, la sociología y la antropología social.

El trabajo de indagación conceptual que hemos realizado hasta ahora nos ha permitido definir una serie de puntos de partida, que se hallan en la base de la concepción del proyecto, y que son los que se exponen a continuación:

● Considerar la creación visual como un medio de expresión capaz de establecer puentes entre las diferencias culturales e individuales. La integración de lo que surge en las imágenes y en el proceso de crearlas, por medio de la metodología propia de la Arteterapia y la Danza Movimiento Terapia (DMT), nos permite promover la empatía (ponerse en el lugar del otro para comprenderlo y llegar a respetar las diferencias) y el conocimiento y valoración de uno mismo.

● El conocimiento y aprecio del “otro”, unido al conocimiento y aprecio de los valores de “uno”, es lo que permite construir una manera de pensar el mundo que abarque el “nosotros”. Valorar los aspectos más profundos y fundamentales de cada cultura posibilita rescatar la dignidad de las personas por encima de las diferencias.

● Comprendemos, valoramos y apreciamos lo que conocemos. En todas las culturas surgen los prejuicios y las disonancias cuando lo desconocido está inmerso en el centro de nuestras vidas. Para superar el desconocimiento de algo sólo hay que llegar a conocerlo.

● Ver el fenómeno de la inmigración y la multiculturalidad no como un problema, sino como una forma de enriquecimiento, que nos permite ampliar nuestros conceptos sobre la identidad, las relaciones humanas y la idea misma de cultura.

● Entender la identidad, tanto en lo individual como en lo grupal-cultural, no como algo estático y cerrado, sino como un proceso, lo que requiere una constante re-definición de nuestra parte.

 

Objetivos del Taller:

El taller experiencial con niños y niñas surge de la idea de proporcionar un espacio de expresión, comunicación, crecimiento e intercambio, que actúe como catalizador de sus emociones y sus puntos de vista, donde poder indagar en la riqueza cultural que cada niño aporta desde su lugar de origen y poder compartirla con los demás miembros del grupo.

El objetivo de nuestro proyecto es propiciar un lugar de crecimiento y de intercambio, en el que poder trabajar con los niños durante su proceso de inter-culturalización. Nuestro trabajo propone un recorrido consciente y expresivo por este puente emotivo y formador que supone un espacio del pasado anclado en el imaginario familiar y los desafíos que implica la interacción en el nuevo espacio de acogida.

 

Descripción del taller

 

Participantes:

Al Taller asistieron 13 alumnos inmigrantes de diferentes países de origen: Pakistán, India, Moldavia, Rumanía, Venezuela, Colombia, Perú y Bolivia. De ellos 8 eran niñas y 5 eran niños. Del Pakistán había cinco niños en total, con lo que constituían mayoría. Durante el taller, dos hermanas tuvieron que regresar repentinamente a Pakistán.

 

Técnicas y medios:

• El movimiento y la danza.

      La re-presentación plástica, en trabajos individuales o grupales.

• La grabación en soporte Vídeo de las acciones realizadas.

            • El juego.

 

Contenidos:

• Indagación sobre el imaginario del lugar de origen (gentes, las familias, los paisajes, casas, los animales, las relaciones humanas, historias).

      Cartografías emocionales.

• Trabajo a partir de la mirada sobre la identidad: el autorretrato, el retrato del otro, el retrato del “nosotros.”

      Trabajo de exploración sobre las emociones.

• Exploración del movimiento propio desde el tiempo, espacio, flujo y peso.

• Creación de juegos y coreografías a partir de la suma de identidades y resonancias comunes.

      Conciencia corporal, atención y relajación

• La indagación y registro de la propia experiencia a través de la imagen en vídeo.

 

Aspecto didáctico:

• Aprendizaje de técnicas de expresión plástica: pintura, dibujo, collage.

• Desarrollo de capacidades motoras y de coordinación, del sentido musical, ritmo y espontaneidad.

• Aprendizaje de técnicas de trabajo en vídeo: manejo de la cámara, filmación, foto fija.

      Refuerzo del aprendizaje de la lengua catalana, con especial énfasis en la comunicación emocional.

 

Desarrollo y contenido de las sesiones:

Sesión 1:

            Se trata de una sesión de presentaciones, con la finalidad de conocernos niños y adultos y poder tantear cuál es el clima humano en el grupo y el nivel educativo, lingüístico, motor  y de expresión gráfica de las niñas y los niños a nivel individual.

            El guión de la primera sesión parte de pautas que ayudan a “crear vínculo”, a propiciar la confianza y cohesión a partir de juegos de movimiento. Como siempre el guión resulta un mapa y es como un “tema con variaciones”, dado que nunca lo hemos cumplimentado tal como ha quedado planificado a nivel del movimiento.

Las posibles diferencias de lenguas, edades, dificultades, todo se disuelve, y se conforma en un grupo que se mueve en el presente aquí y ahora, para lo que sea que esté por suceder.

En cuanto al trabajo plástico, en esta primera sesión proponemos un dibujo libre (también en cuanto a técnica y formato) que nos permitirá ver cuál es el nivel de desarrollo gráfico y de expresión a través de la plástica que traen consigo los niños.

            La sesión finaliza con una rueda de puesta en común en la que los niños que así lo desean comparten verbalmente su experiencia.

           

Sesión 2:

El contenido de esta sesión gira en torno al país de origen y el viaje.

            Buscamos indagar en la identidad cultural del país de origen, en lo individual,  y en la identidad grupal que se da en el aquí y ahora del taller y del contexto escolar.

En el movimiento: “En la segunda sesión el juego de “viajar a través de los países” tiene como idea la de comenzar a desplazarnos como grupo a través del espacio. Inventar formas de transitar, quedarnos en cada punto más juntos o más separados, de pie o sentados. Mirarnos, escucharnos… Al mismo tiempo da una posibilidad para la evocación, la sensación de un lugar de pertenencia, la emergencia de nuevas palabras en una nueva lengua y sobre todo la valoración de todos y cada uno con su propia identidad.  

            Del movimiento pasamos a la plástica y cada niño recorta la silueta de su país, de forma más bien libre, en cartulina de color elegido libremente. A partir de ahí puede empezar a dibujar y a pegar con collage elementos que les recuerdan o les evocan características de su lugar de origen.

Surgen palabras nuevas a partir del trabajo plástico cuando podemos hablar de transparencia y superposición, a la hora de fabricar colores con papeles translúcidos. La maestra toma conciencia de la rica posibilidad de aprendizaje de vocabulario que el trabajo artístico está propiciando y decidimos profundizar más en esta posibilidad para posteriores sesiones.

 

Sesión 3

Confección grupal de un mapa-mundi de formato mural.

            Comenzamos con un breve movimiento de calentamiento para dar el protagonismo a la plástica, ya que en esta sesión se termina el trabajo que no llegaron a concluir en la sesión anterior y se monta el mural pegando los países sobre una tela azul de fondo, en el lugar que libremente elije cada niño. Ahí se pueden ver las dinámicas presentes dentro del grupo: quien se pone junto a quién y a qué distancia, los  están “pegados” entre sí, los se quedan aislados, los que se ponen en el centro o en la periferia. Creamos también  lugar para Barcelona, con un aporte gráfico de todos los que estamos en el taller y que es situado en el mapa por los niños. 

            A continuación, ante la cámara, los niños hablan de su propio país, algunos en su propia lengua, compartiendo con el grupo su experiencia.

         El final nos abre la posibilidad de acabar con una primera experiencia de relajación. Echados en el suelo, primero  observando  el mapamundi que han realizado para luego, cerrando los ojos, dejarse sentir la respiración y la música,

 

Sesión 4.

            Trabajo con las cuatro emociones básicas: Alegría, Tristeza, Rabia y Miedo.

            La idea es posibilitar un espacio para expresar las emociones con los medios artísticos, introducir la noción de matiz o grado de intensidad de la emoción y poder ponerles palabras en catalán, que es el idioma que utilizamos siempre en los talleres.

            En una primera parte, la propuesta de las cuatro emociones primarias como disparador del movimiento (alegría, tristeza, rabia y miedo). Esto nos da pie para dramatizaciones, para mirarnos unos a otros, sentir la empatía a través del gesto y del movimiento. También por primera vez el movimiento y la emoción sirven muy directamente como energía motora para desembocar en el garabato, que fluye casi como una necesidad urgente. Hay tiempo también para mirarse dibujando, para compartir. Emergen emociones difíciles como la rabia y la tristeza.

            El dibujo de garabatos sobre una gran pieza mural de papel, transitando por las emociones que se acaban de trabajar en movimiento, toma una dimensión quasi-catártica, manifiestamente liberadora para los niños, que se entregan  entusiastamente a la labor. La integración del trabajo gráfico se da cuando pedimos que concreten sobre los garabatos una imagen emergente. Dichas imágenes tienen una relación muy directa con el estado emocional de cada uno de los niños.

            Terminamos echados con los ojos cerrados, intentando prestar atención a la respiración. Los momentos de quietud, escucha y relajación parecen algo muy necesario. Un momento de recreo-descanso diferente a lo que se les facilita en la escuela. Ayuda a la escucha interior, dar tiempo para ver cómo se sienten y sobre todo aprender a compartir el silencio.

 

Sesión 5:

En esta sesión hay una propuesta más didáctica con el objetivo de aprender nuevas palabras referidas a diferentes partes del cuerpo y enfocando en la forma.  El juego de modelar uno a otro como si fuera un  muñeco les da la posibilidad de crear formas explorando articulaciones, y al mismo tiempo desarrollar una mayor consciencia corporal. De allí pasamos a un trabajo con una tela muy grande donde seguimos moviéndonos desde la sensación de estar juntos, tapados, envueltos, ya no por partes sino implicando todo el cuerpo.

            Hay un guión previsto desde el movimiento pero que se deja a un lado si no es oportuno, si hay otras necesidades del grupo más fuertes. En este caso la tela grande parece entusiasmarle mucho más de lo que esperábamos y es difícil interrumpirlos.

            El movimiento sigue y fluye buscando por donde es más fácil. No se trata de copiar como en la escuela pero sí de tener algún referente o punto de partida donde comenzar para luego “dejarse ir”, dejar que el cuerpo “vaya solo”.

            En la plástica, es Francesca Llopis quien lleva la sesión esta vez, por ausencia de Magdalena. Los niños dibujan en cuartillas las diferentes partes del cuerpo y los órganos internos, en un transitar entre el dar forma y dar nombre a las distintas partes. Esas imágenes se integrarán en sesiones posteriores en un trabajo más grande sobre la identidad personal.

 

Sesión 6

El tema es aquí el retrato, la mirada sobre el otro, que planteamos en dos vertientes:

− Retrato fotográfico de las diferentes expresiones emocionales 

− Retrato en dibujo sobre papel de un compañero/a.

            El movimiento tiene en esta sesión una función más de preparar la atmósfera para el trabajo plástico, recordando las sesiones anteriores. Se refresca de la última sesión la toma de contacto con las diferentes partes de cuerpo y de la última se retoma el movimiento a través del espacio expresando las diferentes emociones.

            El retrato fotográfico se hace por parejas, cada una de las cuales dispone de una cámara fotográfica digital. Explicamos a los niños diversos aspectos técnicos sobre fotografía, muy básicos, sorbe el encuadre, a distancia, el ángulo de toma: frente, perfil, tres cuartos, picado, contrapicado.

            Pasamos al retrato con pinturas de cera sobre papel. Los niños y niñas se ponen por parejas para retratarse mutuamente. Hablamos de rasgos característicos, de forma y de color, de cómo captar lo que nos dice el rostro del otro, cómo lo vemos nosotros.

            Rueda al final donde se muestran las obras y podemos hablar del los dibujos  y de la experiencia.

 

Sesión 7

Esta sesión tiene que ser cancelada por una actividad que implica a la mayoría del alumnado de la escuela. Este hecho crea una interrupción en el contínuum de sesiones. Por otra parte, nos permite al equipo una oportunidad de poder dedicarnos a la reflexión de cómo vamos a plantear el cierre de los talleres, para que los niños puedan integrar la variedad de los contenidos que les proponemos, y cuáles van a ser los trabajos más idóneos para este menester, a la luz de los resultados que hemos tenido hasta el momento.

            Somos conscientes de que son más las ideas y las ganas de ponerlas en práctica que el número de sesiones que nos quedan. Nos decantamos por trabajos en torno a la propia identidad, entrar en la mirada sobre uno mismo, aspectos fundamentales de nuestro proyecto.

 

Sesión 8

Esta sesión gira en torno al autorretrato: cómo me veo a mi misma/o, a partir de dibujar y pintar mirando el propio rostro ante el espejo.

            En el movimiento, dice Diana Machado: “La octava sesión tiene como propuesta un círculo rítmico con unas letras que vamos repitiendo con la motivación de percutir en el cuerpo y en la cara, acompañados de una música repetitiva. Es algo lúdico para entrar en calor y en la idea y sensación de la forma del cuerpo. Pasamos a experimentar la cara del otro recorriéndola con una pluma, sensación de ver y ser visto con tiempo, con caricias, con cuidado. Utilizamos el espejo para verse cada uno y dibujarse con la punta de la pluma, Nos preparamos para autorretratarnos…”

 

En la comunicación al Congreso nos proponemos desarrollar más en profundidad el proceso de las ocho sesiones, anteriormente descritas. Desearíamos también tener la ocasión de mostrar el rico material visual producido durante el transcurso del taller. Esto incluye fotos de diversos momentos como así también el vídeo realizado especialmente por Francesca Llopis, que resume la experiencia en imágenes.

 

Testimonio:

Nos parece adecuado transcribir a continuación el testimonio de la maestra tutora del Aula de acogida que participó en el taller, y que puede agregar una visión objetiva en cuanto a los resultados que se obtuvieron.

La incorporación del alumnado recién llegado ha sido uno de los principales retos que la escuela ha tenido que enfrentar en los últimos años. Desde el Aula de Acogida se pretende facilitar la adaptación y la incorporación de dicho alumnado a la dinámica del centro, intensificando por una parte el aprendizaje del catalán, y por otra, aplicando estrategias de acompañamiento que ayuden a superar las posibles dificultades de todo tipo que se puedan presentar a lo largo de este proceso.

Pero la adaptación de los niños y niñas recién llegados a su nueva realidad es compleja.
A menudo olvidamos que, como dicen Cela y Palou, “en la clase no hay alumnos, hay voces y miradas” y estas voces y miradas necesitan manifestarse, hacerse visibles para sentirse miembros de pleno derecho en la escuela.

Es en este sentido que las sesiones realizadas por Magdalena, Francesca y Diana con el alumnado del aula de acogida del CEIP Mediterrania de Barcelona ha cumplido los objetivos planteados en su plan de Trabajo. A lo largo de las sesiones realizadas en el espacio cedido por el Centro Cívico de la Barceloneta, he podido observar cambios notorios en la actitud y en las producciones plásticas de las niñas y niños. El hecho de poder participar de las actividades de una manera plena, con el movimiento y el lenguaje verbal, visual y plástico, los ha cohesionado como grupo y a mi me ha ayudado a conocerlos mejor, de una manera más cercana y completa.

Haber compartido con ellos momentos de alegría, de reflexión, de creatividad, en definitiva, vivencias significativas, nos ha permitido establecer unes relaciones más fluidas, que han hecho posible un nivel más alto de intercambio y de participación en el aula.  A nivel individual he podido observar que este trabajo les ha ayudado a mejorar su autoestima, reafirmando su identidad como personas, haciendo posible un mejor conocimiento de sí mismos y en relación con sus orígenes. También han ganado espacios deautonomía personal que les permiten afrontar con mayor confianza la relación con todos los compañeros de la  escuela y su proceso de aprendizaje.

 

Cati Cotado

Responsable de l’Aula  d‘Acollida

CEIP Mediterrànea

 

Autoras del proyecto: Magdalena Duran Coll, Diana Machado, Francesca Llopis..............

 

El proyecto recibió por 2 años subvenciones del Institu de Cultura de Barcelona ICUB.....

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ARTETERAPIA ARTNEXES

 

magdaduran@gmail.com

 

Tel: +34 649601810